06 julio, 2006

México no te rajes!

El colega blogero mexicano Erat Hora realizó un largo comentario en este blog que me atreví a publicarlo como post, por la explicación tan contundente sobre el proceso electoral presidencial de México.


"En México ha tenido lugar un fenómeno periodístico del que no sé si exista alguna similitud en Venezuela: los blogs.
Los dos blogs más visitados de mi país son Sendero del Peje y Sendero de Fecal, giran en torno al asunto de las elecciones, y ambos tienen una clara tendencia partidista; apoyan al candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador. Reciben alrededor de 20 000 visitas diarias y su impacto en la opinión pública es notorio, pese a ser difícil de medir.
Mucha gente confía más en ellos que en los tradicionales medios de comunicación debido a un factor muy fácil de entender: la información del blog es aportada directamente por los ciudadanos.
En cambio, la televisión se encuentra sumamente desacreditada en México. Los mexicanos nos la pasamos viendo televisión, pero no confiamos en lo que nos dice. Los blogs permiten a la gente dar a conocer ella misma las noticias que no encuentran otro medio de difusión.
De hecho, uno de los periódicos mexicanos más importantes, La Jornada, ha debido tramar contacto con los autores de los dos blogs, pues fue lo suficientemente inteligente para apreciar su importancia.
A "Sendero del Peje" y "Sendero de Fecal" (FeCal es el anagrama burlón del candidato oficialista, Felipe Calderón) han llegado contribuciones valiosísimas de -por citar lo reciente- científicos de la Universidad Nacional y otras instituciones que han demostrado mediante modelos estadísticos la imposibilidad de que el Programa de Resultados Preliminares (PREP, que es un programa de conteo rápido) del Instituto Federal Electoral (IFE) refleje la voluntad ciudadana.
Los cómputos distritales que se emprendieron el día de hoy tampoco son confiables. Aunque desempeñaron un buen papel los funcionarios de casilla (ciudadanos que el IFE selecciona al azar), se han registrado muchísimas irregularidades, como la detección de papelería electoral (incluyendo boletas de voto) en basureros públicos, amedrentamiento de votantes, compra de votos, actas firmadas bajo protesta, etc.
Esto es decepcionante porque el actual partido en el poder ( Partido Acción Nacional, PAN) luchó durante casi 60 años para que sus victorias electorales fueran reconocidas por el anterior gobierno, encabezado durante 7 décadas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). El PAN está repitiendo la actuación de su alguna vez enemigo PRI. Dado que la política económica del PAN y de los últimos sexenios del PRI es idéntica y no ha conducido a la mejoría del nivel de vida de los mexicanos.
La izquierda, representada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), constituye una esperanza para muchos de nosotros, entre los cuales -debo decirlo- me cuento. Las encuestas de salida daban como ganador a López Obrador pero sus simpatizantes tememos que, mediante artimañas ilegales, el PAN no le permita llegar a la presidencia.
Y eso, pese a los optimistas comentarios de tu lector Luis Carlos ("notable el comportamiento de los mexicanos"), desembocaría con toda seguridad en la violencia. Lo único que podría detener el estallido de violencia es atender la solicitud del PRD de abrir los paquetes electorales para volver a contar voto por voto, todos los votos. Pero el IFE se niega, aduciendo falta de motivos suficientes. En esto es en lo que voy. Estoy sumamente preocupado. Si algo mantiene mi esperanza de que no se permitirá consumir un fraude es justamente la presencia de la prensa extranjera en mi país, el interés de los extranjeros en la situación nacional. Por eso quise darte a conocer mi visión del panorama político mexicano”.

2 comentarios:

LuisCarlos dijo...

Excelente esto, que además da para mil temas. Periodismo ciudadano, política 3.0, gran observatorio electoral... mucho, mucho... y perfecto para prepararnos de aquí a diciembre por nuestras propias elecciones.
Ya veo que el clima está tan tenso que ni siquiera me permitieron decir "notable" comportamiento de los mexicanos. Claro, se me fue el ombliguismo o el candor y vi en algo externo, que no puedo oler de verdad, una conducta más cívica que nuestra propia actitud hace dos años ante el referendum revocatorio.
Me excuso.
Y seguimos a la espera. De verdad no hago nada discutiendo a esta hora cuando sé que al momento de distensión, cuando anuncien al ganador y el otro acepte. Bajará el asunto.
Por cierto, me pareció terrible que un candidato, creyéndose ganador, le haya ofrecido un puesto en su gabinete al contendor. Es patético. Tan horrible como los negociados opositores para repartirse ministerios de una vez, sin siquiera saber a quién pondrán al frente para la elección.

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Luis, te pido una disculpa. Fui yo el que se expresó mal. Me agrada tu optimismo, créeme. Pero estoy pesimista. En Oaxaca y otros Estados de la república han tenido lugar recientemente estallidos de violencia.
Ahora mismo estoy oyendo por la radio el griterío de las calles: "¡Si no hay solución, habrá revolución!"
La revolución es también una solución, habría que decirlo.
Son manifestaciones espontáneas de descontento popular, pues el candidato izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, ha sido muy moderado y muy cauteloso, y les ha pedido a sus simpatizantes no caer en las provocaciones de los derechistas. Lo que menos nos conviene a los izquierdistas es confirmar que somos de naturaleza violenta, como la propaganda derechista se empeña en difundir.
Desde mi punto de vista, hay un remedio pacífico: volver a contar cada voto. Ya lo dijo Global Exchange. Pero el PAN se muestra inflexible.