16 septiembre, 2007

Sudaca y qué?

Hace dos meses trataba de comprar cigarrillos en la máquina de un bar madrileño y, sin querer, escuchaba el comentario de una señora en la mesa de al lado “estoy harta de los indios ecuatorianos …” me quedé con esa frase mientras terminaba mi cubata y conversaba con la señora que limpia el bar…”yo me vine para mejorar, porque no tengo trabajo en mi país, soy maestra y aquí limpio pisos pero al menos gano mejor y puedo enviar dinero a mi familia” me confesó María Tomala, una ecuatoriana que salió de su país, hace cinco años, porque no encontraba trabajo.

La xenofobia y la discriminación, parecen ser dos conceptos a los se expone cualquier inmigrante que llegue a España. Abandonar la patria para lograr un empleo y mejores ingresos, tiene más bemoles que sostenidos en una sociedad marcada por el rechazo.

He recordado todo esto a propósito de que la semana pasada las autoridades españolas expulsaron al Grupo venezolano Gurrufio, quienes cumplirían una presentación en Tenerife en la XXIX edición del Festival Sabandeño.

Desconozco los detalles exactos de lo que pasó con Gurrufío porque no he consultado las fuentes directas, sin embargo por lo leído y comentado, al parecer el grupo contaba con todos sus papeles en orden, con boleto de retorno incluido, y además no es la primera vez que visitaban Tenerife para proyectar el excelente trabajo musical que hacen.

Este domingo el diario Ultimas Noticias de Venezuela dedica su edición aniversaria a los inmigrantes que han llegado a Venezuela y que desde siempre han sido recibidos con una sonrisa de apoyo.

No me sorprende la actitud canaria con los compatriotas de Gurrufio. Pese a que en Tenerife uno se siente como en casa por la hospitalidad de la gente, el clima y hasta el acento, hay un sector de la sociedad española que ha promovido la discriminación hacia los “sudacas” o hacia cualquier otro ser humano que no haya nacido en España, sea del color que sea.

Para mi no hay nada más retrógrado que el rechazo a los inmigrantes. A fin de cuentas, cuando alguien sale de su país, por lo general lo hace por una necesidad, no es fácil renunciar a la familia para intentar echar raíces en otra parte.

A mi juicio la inmigración no es un fenómeno nuevo, desde que la humanidad existe los seres humanos se han movilizado en la geografía mundial., Ningún ser humano puede ser calificado de “ilegal”, y mucho menos debe ser discriminado y execrado por tener una nacionalidad ajena al sitio en que se encuentra.

España parece haber olvidado aquellos años en que huyeron a tierras venezolanas y fueron recibidos con los brazos abiertos. Más allá de los chistes sobre gallegos, los venezolanos siempre hemos integrado a los inmigrantes a nuestra vida cotidiana. Pero parece que el Alzheimer hace estragos en la memoria española….

**************************

Agradecemos la invitación de Iria para incorporarnos al debate sobre la Reforma Constitucional. Participamos en un interesante podcast el miércoles pasado, y este lunes seguimos la conversa desde Código Sur a las 8:30pm. Los esperamos!!

9 comentarios:

3rn3st0 dijo...

Ese rechazo al extranjero, al venido de fuera es casi normal en los países del primer mundo. Una cosa es la explotación de lejos, a través de las grandes transnacionales y otra muy distinta es que te llegue a la puerta alguien de otro color o acento.

Lamentable lo que muestras pero tan real y cotidiano como que están matando niños en Irak en nombre de la democracia occidental (sic).

Saludos cargados de esperanza por un mundo mejor desde Barquisimeto :-)

PD: Me encantó conversar contigo. Seguimos en contacto. Chau

Petrusco dijo...

La verdad es que lo que le hicieron al Gurrufío es, por lo que hemos recibido como información hasta ahora, una bajeza, una ridiculez humana. Devolver a un grupo que le iba a obsequiar a sus islas una música de altísima calidad por simples caprichos bien sea raciales, políticos o por "puntadas de aquello", demuestra una pobreza mental y cultural de o bien los funcionarios o bien los manejadores de políticas en ese país. Esperemos que todo se aclare y que se produzca una disculpa resonante como el bajo del zancudo.

Un abrazo

RomRod dijo...

Lo de Gurrufío me parece simple y llanamente una estupidez del funcionario de turno. Leí que el cónsul nuestro en Canarias no había sido informado del viaje de ellos, lástima, supongo que hubiera podido recibirlos como es. A lo mejor se decidieron por la típica costumbre nuestra de molestar lo mínimo y no avisaron.

Lo que cuentas de España viene de muy muy atrás. La discriminación fue siempre la base del poder del imperio español y algo de eso sobrevive hoy en día. Recuerda aquellos procedimientos donde se certificaba tu "limpieza de sangre" cuando ibas a optar a algún puesto oficial en tiempos de la colonia, o incluso para entrar a la universidad. De esa manera la sociedad madrileña garantizaba que los puestos clave de las colonias estaban en manos de los peninsulares.

Ah y deja de fumar... siempre veo gente hablando mal del imperialismo y de Mc Donalds con un cigarrillo en la boca producido por el imperio tabaquero que mata a centenares de miles de personas cada año. Nada más acá en Venezuela las cifras de muertes atribuíbles al tabaquismo son impresionantemente más altas que las muertes por SIDA o por drogadicción. Solo que el SIDA obtiene más primeras páginas que el terror del tabaco.

Saludos!

Joyrider dijo...

La verdad es una pena que se siga manteniendo la discriminación y la xenofobia en estos días, pasan los años y siguen habiendo personas terribles.

Un saludo.

Okrim Al Qasal dijo...

Y eso que los "sudacas" somos los "mejor" tratados en España. Un árabe o un africano lo pasa incluso peor...

Ciertamente España adolece de memoria histórica, un país de emigrantes que acoge con desprecio cuando no racismo a los inmigrantes, que ahorita mismo son base de su economía (si los que fueron allá en busca de mejores oportunidades laborales regresaran, la economía española colapsaría en menos de un mes... ¿quién construiría en ese caso sus apartamentos de precios especulativos para pagar en 40 años, actual pilar fundamental y único de la propsperidad sujeta con chicle de la economía española...? ¿quién cuidaría a sus hijos cuando papá y mamá tienen que trabajar a destajo para pagar un alquiler en un apartamento de 30 metros?...)

El mundo está sometido a ciclos, y del mismo modo que hace cuarenta años, no se estrañen de que en diez o quince años las corrientes migratorias cambien de sentido y los chistes de gallegos vuelvan a estar de moda.

Totalmente de acuerdo con Romrod, Khabi: deja de fumar :)

¡Saludos!

Zinnia dijo...

Así son las cosas en este mundo hoy en día: para las ideas, el dinero, el conocimiento y las mercancias no hay fronteras, para las personas si.
Nos gusta que compartas con nosotros lo que sabes, que compres nuestros productos, pero que vengas con tu "diferencia" a molestarnos, ¡eso no!

luis felipe comendador dijo...

Muy bueno, amiga... eres mundial, de verdad.

te sigo.

pancho dijo...

No conozco el detalle del grupo de teatro venezolano pero me extraña que en Tenerife hagan esto con un grupo de teatro y además venezolano que es la segunda patria para los tinerfeños. Me duele que se digan todas estas cosas de los españoles. En mi entorno se trata mejor al inmigrante que a los locales. Anyway gran blog.

Alberto "Paco" dijo...

Este tipo de discriminación no es correcta. Y claro está, también hay españoles que aprecian a los inmigrantes.

En venezuela casi no tenemos este tipo de problemas, apreciamos a la mayoría de los extranjeros por igual.

Gracias por tu visita a mi Blog Variedad y dejar tu comentario en (Micro-Documental de Madrid...)