02 septiembre, 2007

¿Debatir o no debatir?

Hace ya mas de 15 días que el Presidente Chávez lanzó su propuesta de reforma constitucional. En lo personal, me esperaba cambios más profundos. Se trata sólo de 33 artículos con modificaciones de fondo, interesantes para debatir, pero tampoco es que nos estén cambiando los principios fundamentales de la constitución. Estoy de acuerdo con varios artículos, hay otros que veo con cuidado y que me parece que hay que debatir. Pero allí me encuentro con un muro inmenso.

Chávez ha repetido varias veces que es necesario debatir, sin embargo, acaso hay debate? A alguien le interesa el debate de la Constitución? He notado una frialdad que me parece anormal para lo que estamos discutiendo. Se trata de la Carta Magna!.

Hay voces preocupadas. Yosmary hizo un llamado contundente a los revolucionarios, JRD desde su discurso se pronuncia contra de votar en bloque y Zinnia también mostró su preocupación por el entubamiento bloguero. En la calle, la gente tiene preguntas y dudas. Se plantean interrogantes y propuestas. Sin embargo, cuáles son los espacios para debatir? alguien los escucha?

No veo mucha disposición de parte de la Asamblea Nacional. Me parece que hay un montón de diputados (afortunadamente no son todos), a los que les pagamos el sueldo, para que aprueben y digan “amén” a lo que diga Chávez, hay que recordarles que ellos son los encargados de hacer las leyes, para eso son L-E-G-I-S-L-A-D-O-R-E-S.

Okrim pregunta en su ultimo post si ¿resistiría la revolución bolivariana la ausencia física de Hugo Chávez Frías?, y me hace reflexionar.

Estamos en una coyuntura muy particular. Tenemos una reforma constitucional en nuestras narices. La oposición se ha concentrado en lo que le interesa que es el artículo 230 y la votación en bloque. El resto de la Reforma la han pasado por alto. Los chavistas se dividen en dos grupos: los que “cogen línea” es decir, aprueban sin pensar lo que venga “de arriba” y los otros que andan como “indisciplinados” preguntándose y replanteándose propuestas que nadie escucha, y que cuando los escuchan es para acusarlos de “contrarrevolucionarios”, ellos están en el medio del sándwich.

Bajo estas pasiones y retomando la pregunta de Okrim, me preocupa ver que en 8 años no seamos capaces de sentarnos a debatir, constructivamente, 33 artículos de la constitución de nuestro país. Me preocupa que sean tantos los borregos que solo asienten con la cabeza lo que diga el líder sin pensar, sin cuestionarse, sin preguntarse nada. Esa enajenación absoluta le hace mucho daño al país, tanto como la de años anteriores.

Quiero creer que este proceso de cambio nos enseñará a madurar el debate y aceptar la crítica como profundización de los cambios. Quiero creer que los borregos son pocos y que los que se apuntan en la crítica constructiva son mayoría.

No quiero que me entuben el debate, pero insisto en preguntar: ¿a alguien le interesa la discusión? ¿Hay espacios posibles para el debate constructivo? ¿Acaso tenemos un debate constitucional participativo, democrático y protagónico?

6 comentarios:

Yosmary dijo...

Hola Khabi,

Me gustaría saber además de los propuestos, cuáles artículos te gustaría que el pdte. hubiese propuesto su modificación.

Creo que sí existe un muro para contener -sobre todo- las propuestas que apunten más a la izquierda.

Me explico:
-He participado en números asambleas, es decir, un espacio de encuentro para el debate donde unos quieren conocer de qué se trata la propuesta para defenderla y otros queremos defenderla pero con algunos pequeños cambios: algunos de forma otros de fondo.

...En esa participación ya hay un debate, ¿Cuándo se troncha o se tergiversa? Cuando vienen a querer frenar el avance o por lo contrario practican el escape cobarde sin argumentaciones o en el peor de los casos con argumentos vacíos de todo contenido político.

-Hemos elaborado propuestas fuera del PSUV y enviado a quienes corresponde. Si no nos escuchan por esa vía, se aprobará la propuesta de Chávez sin modificación, si no entonces veremos aprobada la reforma con algunos cambios. Allí veremos si se tomó o no en cuenta las asambleas. Mientras nos queda participar sin descanso.

En cuanto a la pregunta que le formulaste a Okrim, creo que hay dos cosas: O se retrocede en nombre de la gobernabilidad o se avanza en nombre la revolución.

Respondo a las cuestiones:
NO... bueno preguntas si a “alguien” creo que SI, pero en porcentaje creo que la mayoría no quiere discutir. Y eso forma parte de lo que entienden como democracia, es decir, sufragio ó la interpretación de polarización idiotizada que no permite ver más allá de “sus verdades”.
SI... hay espacio para enriquecer la propuesta, pero hace falta el retorno y el rompimiento de paradigmas.
SI... constitucional, participativa y protagónica, Aunque si los venezolanos no asumen que su opinión importa y no hacen valer los derechos a través de los mecanismos creados, no pueden culpar a otros sino a ellos mismos. Aquí la información, comunicación y la voluntad de los ciudadanos es vital.
;) Saludos!

Advertencia: Cuidado con las sayonas que andan en web 3.0 dando lástima. Colócate tu maruto.

3rn3st0 dijo...

Interesante post, además de que permite de alguna manera expresar lo que pensamos. Yo, en lo personal, no veo con preocupación los cambios propuestos y lo digo de esta manera no porque apoye o crea ciegamente en Chávez, lo digo porque me preocupa mucho más la apatía de la gente.

Si preguntas en la calle, el ciudadano (fíjate que utilizo la palabra ciudadano) opositor, está desganado, no confía para nada en el organismo comicial, ni siquiera se reunen para discutir o evaluar la propuesta de cambios formulada, sólo critican y quienes tienen un atisbo de ganas simplemente no consiguen quien les siga.

Hice la acotación anterior entre paréntesis porque no me refiero a los pseudolíderes opositores, quienes para mi no son ni deben ser tomados en cuenta.

En cuanto a la posición del ciudadano identificado con el chavismo (fíjate que no uso la palabra revolución), también me preocupa y es que como dijeras tu misma, existe el chavista "alineado", ciego ante críticas y que dice amen ante cualquier cosa que diga Chávez y el resto a quienes se les calla cuando quieren opinar endilgándoles epítetos de contrarrevolucionarios (luego hago acotación a esta palabra) y algunas cosas peores.

Pregunto ahora: ¿Vale la pena la discusión, será que las opiniones de la gente serán escuchadas? Espero sinceramente que las actividades que hacen gente como Yosmary no se ahoguen en la nada.

¿Habrá gente de oposición lo suficientemente inteligente como para proponer y no sólo crititcar?

¿La base chavista pensante será lo suficientemente valiente para expresar su opinión?

¿El estado será lo suficientemente democrático para escuchar las voces de quienes no dicen amen, independientemente de que no digan amen?

En mi humilde opinión, no creo que haya posibilidad de debate, menos aún ánimos para debatir.

Lycette Scott dijo...

Primero que nada amiga Happy Blog Day.
Ahora, hay que abrir los espacios de debate. La tarea que tenemos frente al asunto de la reforma es sumamente dificil, yo misma no estoy segura de cómo ayudar, así que intenté poner mi granito de arena con una sucesión de post (comenzando por el de hoy) en los cuales intento explicar algunos efectos prácticos de la reforma y hacer que el lector comprenda cuales son los cambios.
Un abrazote

Juan Carlo dijo...

Respondiendo tus preguntas:

1.- En general, creo que no. Somos un pueblo que, aunque se ha movido y avanzado mucho en estos años, aún se dejan dominar por los que aceptan a pies juntillas lo que Chávez diga y los que no aceptarían lo que diga Chávez ni que fuera la cura del cáncer. En ese aspecto...

2.- Claro que hay espacios, pero falta aún mucha madurez y menos pasión. Ah, si todo el mundo tuviera un blog... :-)

3.- En general, me parece que no. Si todos nos pudiéramos sentar sin lanzarnos a la yugular, descalificando de una vez (y lo digo de parte y parte), este debate sería sabrosísimo. Peeero... Ver punto no. 2.

luis dijo...

es evidente que no hay espacios para la discusion, pero si para la descalificacion. la base del dialogo es la confianza, si no hay confianza no puede existir el dialogo. y estar dispuesto a ceder. La democracia no es ir a votar, es dialogo para obtener posiciones que a todos o por lo menos la mayoria esten mas o menos de acuerdo.
Pero aqui no existe eso, solo alguien dando ordenes.
yo no creo en el socialismo.
Bajo la reforma de la cosntitucion puedo ser declarado enemigo d ela patria y encarcelado.
Ya que esa reforma es sola la punta del iceberg que son los reglamentos que se desprenderan de esos principios.
si llegara otro gobierno he hiciera una reforma que declarara que todos los partidos comunistas o pro comunistas son ilegales y por lo tanto organizaciones delicuenciales ¿Como te sentirias? ¿ te pareceria que es algo bueno?
el problema no reside en que sea votada articulo por articulo oo ne bloque, si no en claro caracter fascista y segregacionista que contienen.

EL MÁS dijo...

Lo más triste es que seguimos dormidos y los que luchamos por evitar este atropello comunista-autoritario nos encontramos cada vez más solos... Saludos colega