07 junio, 2007

¡¡Me gustan los estudiantes!!

Se me paran los pelos escuchando a los estudiantes universitarios. Unos decidieron irse, otros prefirireron quedarse y aprovechar que NUNCA ANTES, ningún gobierno anterior, había ofrecido derecho de palabra a los estudiantes, ante el Poder Legislativo y en cadena nacional.

Si hay algo que es necesario agradecerle a la no renovación de la concesión a RCTV, es que se encendió nuevamente el necesario debate de los medios de comunicación, los periodistas y su función, así como las luchas del movimiento estudiantiles. Pero la pregunta es: ¿quién quiere debatir?

Yo reivindico y defiendo el derecho a manifestar de los estudiantes. Esos estudiantes venezolanos que marchaban en contra del bipartidismo, por el pasaje estudiantil, por el derecho a estudiar, que se sumaban en su lucha a los obreros y trabajadores venezolanos.

A mi me gustan los estudiantes, los que se preocupan por leer más, los que trabajan de día y estudian de noche cuando el cansancio los agobia, los que dejan de comprarse ropa por pagar la matricula estudiantil.

A mi me encantan esos estudiantes, de verbo y cerebro, que luchan a brazo partido y defienden sus ideas, quizás utópicas, pero suyas, y las defienden poniendo el pecho a quien se le atraviese.

Esos son los estudiantes que me gustan, los que luchan con ideas claras, con objetivos claros, que hablan desde la convicción, los que escuchan desde el entendimiento, que no se dejan castrar y que defienden su derecho a participar, a hablar, a exigir, a criticar, a proponer!

Me gustan los estudiantes que debaten, que no le tenen miedo a la confrontación de las ideas, porque tienen sus criterios bien plantados! ¡Me gustan los estudiantes!

13 comentarios:

Yosmary dijo...

A mi también!!!

a. Será que alguien lo llamó
b. Ya lo tenia previsto según su agenda oculta
c. No tienen mas argumentos que los del escrito que leyeron
d. Con este derecho de palabra se acabaron las protestas pacificas y no hay más que decir
e. Todas las anteriores

Un beso!

Victor Escalona dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo. Definitivamente (debo admitirlo), la presencia de los estudiantes en la asamblea es un punto positivo tanto para ellos (los estudiantes) como para el gobierno.
Saludos

Cesar Vo dijo...

No sabia que una esperanza pudiera llegar a tener una vida tan corta.

Adios y suerte!!

CV

Lycette Scott dijo...

Bravo Khabi, a mi también me necnatán los estudiantes, últimamente he querido regresar a mi amada alma mater

Alumbrador dijo...

Estudiantes pa lante, son los lideres de este país y han puesto al gobierno de cabezas

Blog del somabulo

Miguel dijo...

Hola Khabiria
Sabes, resultastes ser mi ídolo con los pies de barro,
Por esta razón con mucha tristeza y decepción me despido de tus blogs que con sincero aprecio leí.

Que la vida te trate como mereces
Bye

Katiuska Hernández Rojas dijo...

Esto está comenzando. El episodio de hoy es sólo un abre boca. Que bueno que los estudiantes de este país despertaron.

Topocho dijo...

Mi comentario en:
http://www.encaletado.com/topocho/archives/001244.html

prueba dijo...

Mi comentatio en: http://www.encaletado.com/topocho/archives/001244.html Saludos!

Khabiria dijo...

A todos gracias por pasar siempre por aqui.
A Miguel, nunca prometí nada que no pudiera cumplir, el hecho de que no opine igual que tu, no significa que no podamos ser amigos, yo no le impongo mis criterios a nadie, y creo que siempre he mantenido una actitud respetuosa hacia todos los que pasan por aquí, incluso, hacia quienes insultan y descalifican.
En todo caso, esta casa siempre quedará abierta para el debate y el diálogo desde la tolerancia.
Besos

alessandro.badella dijo...

yo soy un estudiante universidario de italia y me ocupo de américa latina en mi blog. en cambio, en italia, lo jóvenes no tienen generalmente un sentido particular en frente la política. Y parece que nosotros no tenemos ninguna actitud hacia la mutación de la sociedad. los estudiantes son el futuro del mundo y por tanto el mundo tiene que darles voz y la posibilidad de trabajar para él.

bade

mundos dijo...

A mi tambien me gustan los estudiantes!! los que se quedaron alli , los que fueron valientes y opinaron..., no los otros que ni siquiera tuvieron argumentos suficientes para quedarse...que dolor..

Russo dijo...

Estudiantes, algunos no todos, que hablan de libertad pero que no saben lo que ésta costó a nuestros libertadores y a todos aquellos héroes anónimos que lucharon por la misma (no fue precisamente comiendo flores), estudiantes que mucho podrán saber de medicina y de cálculo diferencial, y muchos serán exitosos profesionales, quizas abogados o arquitectos, pero lamentablemente muchos de ellos nunca tendrán conciencia política, no saben que la pobreza que tienen al lado de su conjunto residencial es un problema que les estallará en la cara tarde o temprano, para estos el pobre se mantiene en esa condición porque así lo desea, estos estudiantes "valientes de la oposición" no poseen una ideologia definida, y por eso son utilizados por intereses políticos y económicos para que defiendan algo que realmente ignoran, y para ello ponen en sus bocas y en sus consignas frases alusivas a la libertad, a la paz y al amor sin que esto signifique nada claro ni pueda traducirse en propuestas concretas, como si bastara hablar de un mundo rosa o visualizar un mapa mental del país que quisiéramos para hacer que llegue la comida a los hambrientos, o tal vez pedirle a la virgen y a todos los arcángeles que nos asistan para que se lleve la miseria el próximo año nuevo. Los estudiantes y no sólo estos, si no cualquier persona consciente e inteligente, sea pobre, rico, estudiado o no matriculado, sabe que las cosas se cambian con hechos concretos, primero conociendo el problema, luego dando soluciones y luego luchando por alcanzar el objetivo.

Yo fui estudiante, y ahora soy profesional, pero ni lo primero ni lo segundo me convierte automáticamente en un líder de nuestro país, tan sólo la conciencia política, el estudio de los problemas sociales y sus posibles soluciones hacen de una persona cualquiera sea su condición económica, un líder valioso y apto para dirigir y representar a una nación.