25 julio, 2006

Caracas cumple 439 años

Pasear por Caracas un día feriado es casi la gloria, el lunes 24 de Julio, aproveché para salir a pasear por la avenida Boyacá, mejor conocida como Cota Mil….la vista de la ciudad es preciosa, con la respiración del Ávila susurrándome al oído….el sol arropaba cada acera, pero el calor no incomodaba era perfecto para esta ciudad caribeña…..
Sin embargo este lunes, ya que esta semana, estará cerrada la estación de metro Palo Verde, las colas en el este eran descomunales..estaba colapsada Petare, el Marquéz, La California, La Urbina y yo ahí, tratando de llegar a la oficina, esquivando huecos (porque ya se me jodío un Tripoide en un cráter de La Florida), esquivando peatones locos y desesperados que nunca ven los semáforos, esquivando al mendigo que se acerca a pedirme o a robarme algo, esquivando a los conductores que tiene problemas psiesprituales porque manejan creyendo que son únicos en todo el asfalto...llegué casi dos horas después y en la tarde para regresar había una protesta de venezolanos pidiendo viviendas a CONAVI en el Rosal asi que fueron unas dos horas mas de cola esquivando los bemoles de esta ciudad que me asusta pero que igual sigo amando….mientras nuestros alcaldes (Juan Barreto y Freddy Bernal) se pelean, yo sigo disfrutando, con sus bemoles y sostenidos, a esta ciudad de 439 años que se niega a morir….

1 comentario:

Tadeo dijo...

jajaja... verdad que ese día fue terrible. Qué contraste entre el silencioso fin de semana con ese día martes tan movido... Tú lo notaste más, ya que estuviste cerca del mágico "Guaraira Repano" y al día siguiente te tocó enfrentar la propia odisea homérica... En nuestra amada ciudad sí que se viven contrastes!!